Nuevos sistemas de seguridad para coches en 2022

Conductor poniendo música mientras conduce un coche

Te mostramos los nuevos sistemas de seguridad que deberán tener todos los coches nuevos a partir de 2022 de forma obligatoria según la Unión Europea

 

En 2019 la Unión Europea aprobó una nueva normativa en la que se recogían los nuevos sistemas de seguridad, los cuales serán obligatorios a partir del año 2022. Estos nuevos sistemas deben ser implantados en los coches nuevos a partir del 2022 y deberán salir de fábrica desde el año 2024 para cumplir con esta nueva normativa.

 

La nueva normativa de sistemas de seguridad se ha centrado sobre todo en los principales riesgos que pueden causar los conductores como la somnolencia, el beber alcohol antes de conducir, reducir el tiempo de reacción… Con esto se pretende reducir en la medida de lo posible los accidentes causados por las negligencias cometidas por los conductores de los vehículos.

 

Nuevos sistemas de seguridad para coches

 

  • Sistema de frenado de emergencia

    Puede tratarse tanto de un aviso sonoro como visual, el cual alerta al conductor de un obstáculo ya sea otro coche, un peatón o cualquier objeto. Esto nos avisa de que tenemos que reducir la velocidad de forma inmediata, a no ser que nuestro vehículo cuente con un sistema de frenado automático el cual manda la orden a los frenos. Este sistema de seguridad no significa que vaya a evitar un atropello o un choque, pero sí que puede reducir las consecuencias de forma considerable.

 

  • Nueva señal de frenado de emergencia

    A raíz del sistema de seguridad anterior se sustituye la señal de frenado de emergencia automático por el tradicional botón de las luces de emergencia que muchos conductores activan al entrar en un atasco producido en una autovía. Se tratará de unos destellos de luz de la parte trasera al notar un frenazo para alertar a los coches de detrás y evitar un choque.

 

  • Alerta de somnolencia y fatiga

    Se trata de unos sensores que recopilan datos de la actividad del conductor. Entre ellos, detecta el parpadeo, si se mueve mucho en el asiento, si se cierran los ojos, si se ladea la cabeza como cualquier comportamiento errático en su trayectoria. Este sistema de seguridad nos alertará de que necesitamos tomar un descanso, ya que se ha demostrado que los conductores siguen al volante pese a sentirse fatigados, pudiendo llegar incluso a quedarse dormidos de 2 a 3 segundos. Esto es muy peligroso ya que ese es tiempo suficiente para sufrir un accidente.

 

  • Sistemas de prevención de distracciones

    Este sistema de seguridad se trata de un análisis de la retina que detecta si estamos desviando la vista. Consiste en una alerta sonora que emitirá un pitido sin cesar hasta que el conductor no deje de lado el teléfono móvil o el navegador del vehículo, similar al que escuchamos actualmente si no llevamos puesto el cinturón de seguridad.

 

  • Alerta de cambio de carril involuntario

    Consiste en una cámara que detecta cuando se ha hecho un cambio de carril sin haber puesto los intermitentes previamente. Este sistema de seguridad emitirá un aviso sonoro o hará vibrar el volante aunque contará con ciertos grados. Algunos vehículos girarán el volante de forma automática cuando detecte riesgo de colisión o, si al emitir la alerta no se percibe respuesta del conductor, también rectificaría de forma automática.

 

  • Detector de marcha atrás

    Se trata de un sistema de seguridad que está ya bastante extendido entre los vehículos desde hace unos años. Avisa al conductor mediante cámaras con sensores y avisos sonoros de si hay algún obstáculo al aparcar o dar marcha atrás y la proximidad de éste.

 

  • El nuevo “Alcohol-Lock”

    Los coches vendrán preparados para instalar este nuevo sistema de seguridad. Se tratará de un bloqueo que impide poner en marcha el vehículo si la persona que va al volante ha consumido alcohol. Para ello, antes de poder arrancar el vehículo deberá soplar en un aparato parecido a los test de alcoholemia que emplea la Guardia Civil. En principio, solo se instalarán a petición de un juez en caso de reincidencia de delitos por alcoholemia o a modo de prevención para las empresas que así lo acuerden para autobuses y camiones, entre otros.

 

  • Incorporación de un asistente de velocidad

    Es conocido como ISA, se trata de una tecnología que lee e interpreta las señales de tráfico que encontramos en la carretera. Gracias a esta información, puede actuar en la mecánica del coche para reducir la velocidad en caso de que sea necesario y que se adecue al límite máximo permitido.

 

  • Alertas en los asientos traseros para garantizar el uso del cinturón de seguridad

    Simplemente consiste en activar en los asientos traseros la misma alerta que existe actualmente para los asientos delanteros.

 

  • Caja negra para vehículos

    La Unión Europea ha obligado en su nueva normativa a que los coches dispongan de una caja negra como la de los aviones para registrar qué es lo que ocurre en el vehículo antes de un accidente. Esto será de gran utilidad al encontrar la causa del accidente y al responsable del mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *