Nuevo paradigma en la compra de coches de segunda mano

Hombre sosteniendo las llaves de un coche en la mano

Cómo salir ganando al comprar un coche por Internet

En estos tiempos en los que nos hemos modernizado y acostumbrado a las compras online, nos hemos dado cuenta de las ventajas de comprar el coche de segunda mano en la red. Tenemos un catálogo inmenso para elegir en el que poder comparar modelos, precios y demás características para así comprar la mejor opción para nosotros con el precio más ajustado. Sólo hay algo que despierta cierta incertidumbre entre los compradores y es cómo hacer la compra con garantías. Vamos a ver las opciones para hacerlo de forma segura.

En primer lugar hay que buscar en un sitio de garantía del tipo de hrmotor donde tengan experiencia demostrable, con periodo de prueba, una certificación de kilometraje real, cobertura en el ámbito nacional, posibilidad de financiación, entrega gratuita, sobrevaloración de tu vehículo como parte del pago y lo que es más importante: que los vehículos estén sometidos a estrictos controles de seguridad y certificación de ausencia de golpes estructurales.

Así cómodamente desde casa, la oficina o cualquier lugar podemos elegir el coche sin tener que recorrer puntos de venta, ahorrando tiempo y dinero. Por algo cada día el sector online genera más contactos y ventas de coches de segunda mano.

Las mayores ventajas que ven los posibles compradores de este mercado son el precio, que supone una diferencia bastante importante con respecto a la compra de un coche nuevo, la gran variedad de modelos para elegir con una amplia gama de cilindradas, tiempo de antigüedad y demás parámetros; y la posibilidad de cambiar de vehículo con mayor frecuencia por esta vía.

 

Puntos básicos a tener en cuenta

Que el concesionario tenga garantías que le avalen así como buenas opiniones. Cuanto más grande sea su red de cobertura más tranquilidad podremos tener. Navegar en Internet nos permite investigar un poco para conocer la experiencia de otros clientes.

El coste de la entrega también marca una diferencia. Al buscar en un inmenso catálogo online puede ser que el coche perfecto no esté en nuestro entorno más cercano. Es importante que nos ofrezcan la posibilidad de entrega gratuita en uno de sus centros para así no encontrarnos con sobrecostes sorpresa.

Por supuesto el vehículo ha de tener toda la documentación en vigor y que nos permitan una revisión exhaustiva del mismo. Cuantas más fotografías podamos ver de él más seguridad tendremos en que no hay vicios ocultos ni daños estéticos. Toda la información que nos puedan aportar significa garantía.

 

Un taller con kilómetros recorridos

Que nos ofrezcan un periodo de prueba es también una buena señal y un aporte de tranquilidad extra para el comprador. En un sitio de calidad nos van a ofrecer 15 días de prueba o 1.000 kilómetros. Y si no nos convence por alguna razón, tal y como está reflejado en el contrato, podemos devolverlo. Visto así todo son ventajas.

 

El comprador es exigente

La falta de estas garantías es lo que muchas veces provoca un rechazo en el comprador. Por eso es importante estar informado y exigir estas condiciones. Otra de las razones que provoca rechazo es la desconfianza en el vendedor desconocido. Por eso, al utilizar un concesionario como intermediario tendremos un respaldo mayor que en la compra-venta directa con un particular.

Otra de las razones comunes es el miedo a averías, algo que enfrentan los concesionarios de venta de segunda mano sometiendo los coches a estrictos controles de calidad y contando con talleres propios con servicio postventa. Es el momento de lanzarse a la compra online contando con estas garantías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *